2 comentarios sobre “TESTIMONIOS ANÓNIMOS 010

  1. Entré a trabajar en el servicio de atención telefónica del Ayuntamiento de Barcelona 010 en otoño de 2006, cuando era gestionado por la empresa Atento. Pronto fui consciente de la tremenda precariedad a la que estaba sometido este servicio, en el que básicamente hacemos no sólo simple información sino tareas de gestión y que conllevan responsabilidad legal como cobro y domiciliación de multas y tributos, fraccionamiento de deudas, cálculo y liquidación de plusvalúas, cambios de dirección fiscal, empadronamiento, etc, sin que se nos reconozca ni la básica categoría de gestor. Con un sueldo base que ronda los 900 euros (durante los sucesivos cambios de empresa se han ido eliminando pluses, así que eso es lo que cobra la gran mayoría del personal), sometidos además a lo arbitrario de la situación y política de la empresa a la que se le adjudique el servicio,que hace recaer sobre el trabajador la presión de las condiciones que le exija el ayuntamiento, en forma de exigencia de atención de un ratio de llamadas u tiempo medio por llamada insostenible si se quiere ofrecer al ciudadano una atención merecedora de un servicio público pagado con dinero público, y muchas veces con el personal bajo mínimos porque la empresa, como toda empresa privada, intenta maximizar beneficios cargando todo el trabajo posible sobre la menor cantidad de personal posible. básicamente hacemos el mismo trabajo que en una Oficina de Atención al Ciudadano (bueno, el mismo no: en muchos casos, más y bajo mayor presión) pero con auriculares de por medio y cobrando unos 500 euros menos.

    Pero lo bueno viene cuando el servicio sale a concurso y lo gana otra empresa (Qualytel/Arvato, 2008). Nos liquidan como obra y servicio y pasamos a la nueva empresa como trabajadores nuevos, en el mismo régimen de obra y servicio, con la humillación de pasar por una “selección de personal”, hecha por alguien que no sabe nada del servicio, aunque tú lleves 10 en el mismo, que califica si eres “apto” y perdiendo toda la antigüedad. a partir de ahí, si al cabo de unos meses la empresa quiere reducir personal, a la calle con cualquier excusa. Da igual los años que lleve hablando por boca del ayuntamiento de Barcelona, éste no quiere saber nada de tí. No eres trabajador suyo. Esto sucedió en 2011 cuando el servicio volvía a estar en Atento y se despidió a varios trabajadores con años en el servicio con las habituales excusas de “baja productividad”

    Este cambio se ha dado dos veces más desde entonces. Se han ido eliminando pluses e incentivos por el camino de manera que hay trabajadores que cobran menos por hacer lo mismo depende de en qué año entraran, y cobras lomismo por hacer información básica que trámites especializados y complejos como hacienda municipal o padrón. Y siempre con obra y servicio, habiendo compañeros que llevan 18 y hasta en algún caso 20 años de obra y servicio, en un uso claramente fraudulento de este tipo de contrato temporal.

    Pero la guinda viene cuando en 2015 gana las elecciones Bcnencomú, un partido de izquierdas que promete cambiar de arriba abajo todo ésto, con 5 puntos específicos (del 9 al 13 del programa electoral) que hablaban específicamente de terminar con la precariedad en los servicios subcontratados. Desde entonces, pese a que han habido compañeros que se han intentado reunir con concejales y altos cargos del nuevo equipo, no han cumplido ni uno solo de los famosos 5 puntos, y ahora vuelve a salir el servicio a concurso, nuevamente sin subrogación, perdiendo la antigüedad, pasando otra “selección”! de personal y, encima, sabiendo que en la próxima declaración de Hacienda ésta te saldrá positiva por haber tenido dos pagadores.

    Creemos que es hora de decir “basta” y que el Ayuntamiento deje de considerarnos como poco menos que insectos. no pedimos ser funcionarios sin oposiciones, pedimos una mínima dignidad salarial y laboral y una mínima garantía y reconocimiento a nuestra labor y años de trabajo municipal por parte del Ayuntamiento de Barcelona.

    Me gusta

  2. Llevo años trabajando en Arvato (ahora Majorel) prestando el servicio de atención al ciudadano del Ayuntamiento de Barcelona y he de decir que siempre se nos ha tratado como objetos. Nunca he visto que se nos valore ni que se nos apoye en ningún momento ni por parte de la empresa ni por parte del Ayuntamiento. La mayoría de personas estamos con estrés y depresiones a causa del incumplimiento de los riesgos laborales. Tenemos unas cargas de trabajo que sobrepasan el aguante de una persona. Hay cada día colas de llamadas a causa de la falta de personal. Nuestros salarios son irrisorios, nuestros contratos penden de un hilo, no tenemos antigüedad y nadie nos escucha. Damos la “cara” cada día aguantando los enfados de los ciudadanos por culpa de las malas gestiones del Ayuntamiento, para que después, cuando queremos hablar con el Ayuntamiento para reclamar nuestros derechos constitucionales, este se desmarque diciendo que no somos sus trabajadores. Pues perdona pero resolvemos dudas y gestionamos trámites del Ayuntamiento de Barcelona a diario, así que sí que somos trabajadores del Ayuntamiento aunque no queráis reconocernos como tal. Y a pesar de que se nos está ignorando, vamos a luchar hasta el final por nuestros derechos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s